Para hacer las cosas más claras, sólo escribiré las sentencias <FORM>. Dejaré de lado head, body, title y form. Evidentemente manténlas en tu documento.

El TYPE (TIPO)más común de forma <INPUT> (ENTRADA)es TEXT (TEXTO).

<FORM>
<INPUT TYPE="text">
</FORM>

Cada entrada necesita un NAME (NOMBRE).

<FORM>
<INPUT TYPE="text" NAME="DIRECCION">
</FORM>

Cuando el usuario introduce su dirección (por ejemplo Gato Negro, 13), ésta se convierte en el valor de la entrada y se le adjudica a DIRECCION de forma que el resultado final es DIRECCION=Gato Negro, 13.


Podemos especificar un VALUE (VALOR).

<FORM>
<INPUT TYPE="text" NAME="DIRECCION" VALUE="Mi calle, 5">
</FORM>

Esto adjudica automáticamente el valor Mi calle, 5 al nombre DIRECCION, a menos que el usuario lo cambie. Nota: asegúrate de utilizar las comillas que se especifican.


También podemos especificar el tamaño del rectángulo de entrada.

<FORM>
<INPUT TYPE="text" NAME="DIRECCION" VALUE="Mi calle, 5" SIZE=10>
</FORM>

<FORM>
<INPUT TYPE="text" NAME="DIRECCION" VALUE="Mi calle, 5" SIZE=20>
</FORM>

<FORM>
<INPUT TYPE="text" NAME="DIRECCION" VALUE="Mi calle, 5" SIZE=30>
</FORM>

El valor por defecto es usualmente 20. Ya sabrás, que el valor por defecto es el que asume el navegador si no se le dice otra cosa.

Nota: Un rectángulo de texto no tiene siempre el mismo tamaño en diferentes navegadores. Si haces un formulario y lo compruebas en dos navegadores diferentes, verás que son ligeramente diferentes también. Esto sólo supone un problema si el formulario está dentro de un diseño de gran precisión o muy ajustado a los límites de la página (actualmente, estos diseños son una fuente inmediata de problemas).