Bien, con esto hemos terminado. Ya conoces todas las sentencias básicas que necesitas para crear una página web. ¿Que no son muchas? Seguro. ¿Si hay más? Desde luego. Muchísimas más. Pero te aseguro que tienes el armamento básico que necesitas. Una vez que hayas asimilado, comprendido y PRACTICADO con todas estas sentencias, puedes empezar con los tutoriales más avanzados: Tutor de Tablas, Tutor de Formularios y Tutor de Marcos (Frames). Estos tutoriales te darán unos pocos trucos más para que los añadas a tu caja de herramientas de publicación. Además de todo eso hay unas cuantas sentencias que son redundantes; sentencias que tienen un uso especializado pero que, en la práctica, duplican muchas de las presentadas aquí; hay unas cuantas pasadas de moda y otras pocas con un uso limitadísmo. Y por supuesto están aquellas pocas de uso específico de un navegador (es decir, que sólo funcionan en uno).

En otra parte del tutorial hay una separata con el lenguaje estructural (párrafos, listas, tablas, etc.) y con el lenguaje de presentación (colores, fuentes, etc.). El resultado, en parte, ha sido una introducción a las style sheets (hojas de estilo). Aunque comprender el funcionamiento de las style sheets no es necesario en absoluto para hacer páginas web, constituye un área donde quizás te interese expandir tus estudios.

Una de las cosas más interesantes que se pueden hacer en una página es conseguir que hagan cosas. Puedes investigar el fascinante mundo de JavaScript y aprender a escribir mini programas para insertarlos en tus páginas. Es un poco más complejo que el HTML, pero en breve espero terminar un Tutor de JavaScript, con el que podrás adquirir una base sólida. Además hay docenas de sitios que ofrecen código JavaScript de "copiar y pegar", absolutamente gratis.

Mencioné al principio del tutorial lo que pensaba acerca de los editores de HTML. En mi opinión, los mejores editores no son del tipo SuperAutomático, ya sabes, esos que dicen que puedes hacer una página sin escribir ni una línea de código. El problema es que, y lo he visto en un montón de páginas, realmente parecen como si el autor no tuviera la más mínima idea de HTML. Y eso no es lo peor. Si un problema aparece (y aparecerán), alguien con un conocimiento básico de HTML puede resolverlo en dos patadas, mientras que alguien que se ha acostumbrado a utilizar esos editores no tendrá ni idea de cómo hacerlo. Además esos editores no pueden hacerlo todo. Ciertos diseños (o layouts) sólo se consiguen escribiendo el código a mano.

Los autores más experimentados utilizan siempre un editor basado en texto. Lo que hacen este tipo de editores es presentar una serie de sentencias, que puedes elegir con un simple clic. Así que no tienes que teclear los códigos, LEFT, RIGHT, CENTER o lo que sea, evitando en gran medida los errores TIPOGRÁFICOS. Y tienes un absoluto control sobre el diseño de la página. Algunos (todos gratuitos) están en la Lista de Editores Gratuitos de HTML. Todo lo que tienen en común es que debes saber algo de HTML. Ellos te facilitarán el trabajo de hacer el código. No intentarán hacer la página por tí.

Una vez que has terminado tus páginas, debes subirlas al servidor. El servidor es un ordenador que ejecuta un programa que muestra documentos a todo áquel que los solicita. Para ver una guía de ayuda a la hora de subir tus páginas, échale un ojo a Subiendo tus páginas.

Y para terminar, puedes aprender algo acerca del estilo y del contenido de las páginas web en Las 10 mejores maneras de saber si tienes una paginucha.

Buena suerte, y ¡feliz HTML!